¿Qué son los alimentos transgénicos? ¿Son peligrosos si me los como?

Laura Ledesma García · 15-11-2020 10:00 · Crónicas científicas

Para empezar, ¿a qué se llama transgénico? Veamos algunos términos que es preciso conocer previamente para entender la pregunta y en primer lugar el de genoma de una especie. Hablando de una forma simplificada, el genoma de cada especie estaría formado por el conjunto de ADN (Ácido Desoxirribonucleico) que contiene. El ADN, a su vez, es la molécula que, a través de combinaciones de un código de 4 letras, codifica toda la información que será transmitida de padres a hijos; es decir, es algo parecido al manual de instrucciones de una especie. Cada segmento de ADN que tiene las claves de que se produzca una característica determinada es denominado gen.

Un organismo transgénico es aquel al que se le ha transferido algún gen de otra especie distinta a través de técnicas de modificación del genoma (lo que se conoce como ingeniería genética). En ingeniería genética, para obtener organismos transgénicos se manipula directamente el genoma de la especie con objeto de insertar el gen que proporcionará la característica que estamos buscando (como, por ejemplo, que no sea atacable por un virus, que sea más resistentes a los cambios estacionales, etc.).

No debemos olvidar que los seres humanos hemos modificado las características de muchos seres vivos a lo largo de la historia sin usar ingeniería genética, con técnicas más tradicionales. Una de las más conocidas es el cruzamiento de especies: por ejemplo, la mula, que es el resultado de cruzar a una yegua y a un asno; o el dóberman, que es el producto de cruzar las razas Rottweiler, Beauceron, Braco de Weimar, Manchester Terrier y Pinscher. También hemos ido seleccionado de forma continua las variedades de plantas que más nos han interesado, ya sea porque crecían más rápido o porque daban más frutos. Cada una de estas nuevas variantes o cruces con nuevas características se consiguen gracias a las modificaciones, a nivel genómico, que experimentan los genes que las determinan, aunque estos nuevos individuos no son considerados transgénicos, porque no se ha usado en ellos, propiamente, la ingeniería genética.

Teniendo en cuenta lo anterior, el colectivo científico defiende que se permita el uso de especies transgénicas por cuanto la ingeniería genética es un método más preciso que los métodos tradicionales de mejora de los alimentos de una forma rápida y segura (ya que sólo se modifica el gen escogido, que es el que produce el efecto deseado), ya que éstas tardan más en producir resultados y, además, posibilita que se filtren características no deseadas, una vez que no permiten el control de la selección de características.

Para responder a la pregunta de si comer alimentos transgénicos puede suponer algún peligro, miles de estudios científicos han venido haciéndose durante los últimos 30 años. Estos estudios confirman que comer un alimento transgénico no tiene más riesgo para la salud que comer su equivalente no transgénico. Incluyendo aquellas plantas transgénicas resistentes a algunas plagas en las que el gen introducido permite que produzcan proteínas que son tóxicas para ciertos insectos (es decir, la planta produce su propio pesticida). Aunque esto último puede sonar chocante e incluso poco intuitivo, hay que pensar que la toxicidad varía con la especie estudiada: por ejemplo, el chocolate puede ser dañino para los perros pero no para los humanos, y algo parecido pasaría con esto, ya que están especialmente diseñadas para que afecten a determinados insectos sin afectar al ser humano. En cualquier caso, cada especie transgénica pasa por controles muy estrictos y, en el caso de la Unión Europea, su uso no es aprobado hasta verificarse que no supone ningún peligro para la salud. Por ello, caso de que plantease algún problema, ninguna especie transgénica sería comercializada.

Y si estos alimentos son seguros para la salud, ¿dónde está el problema? La problemática que rodea a los transgénicos está más relacionada con el medioambiente y la economía que con la salud. A este respecto, los científicos argumentan que con la ingeniería genética se puede diseñar plantas transgénicas más resistentes a los cambios extremos de temperatura que estamos sufriendo con el cambio climático, plantas que necesitan menos pesticidas o que producen más vitaminas que las tradicionales, u otros nutrientes adicionales (como el arroz dorado) lo que, por ejemplo, puede contribuir a reducir el hambre mundial. Con todo, algunas agrupaciones ecologistas, entre ellas Greenpeace, ven en estos transgénicos una futura pérdida de biodiversidad ya que, si esas plantas más resistentes proliferasen, competirían y eliminarían a las otras especies. Además, un gran número de agricultores querrían cultivarlas, lo que agudizaría el mencionado problema de pérdida de biodiversidad y posiblemente llevaría a un mayor control del mercado por parte de las grandes empresas que monopolizasen esta clase de cultivos, lo cual nunca es bueno. Pero no es posible profundizar aquí en estos problemas. Para ello sería necesario otro post.

En resumen, no está demostrado que comer alimentos transgénicos sea peligroso para el ser humano, pero sí que la proliferación de éstos puede tener efectos, tanto positivos como negativos, sobre la economía y el medio ambiente, lo que requiere más estudio (y otra entrada aparte en el blog).

Para más información (en inglés):

1. Estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

2. Carta de 110 premios Nobel apoyando a los transgénicos

3. Artículo que contiene la evaluación de la seguridad de los piensos modificados genéticamente: ¿hay alguna diferencia de los alimentos?

4. Artículo que contiene la descripción general de los últimos 10 años de investigación sobre seguridad de los cultivos modificados genéticamente

Comentario(s)

online casino <a href="https://onlinecasinojoyw.com/ ">real money casino </a> casino online

SamuelSlorm , Today 00:28

Deja un comentario


Patrocinadores colaboradores

Este blog cuenta con el apoyo de la delegación de cultura de la Embajada de España en Bélgica y de la sección de Bruselas del Instituto Cervantes amparado por la iniciativa conjunta de divulgación científica #SPreadScience.

Instituto Cervantes Arts and Culture section of the Spanish Embassy

Descargo de responsabilidad: El contenido de cada una de las entradas es responsabilidad de su autor(es) correspondiente(s). De esta manera, los puntos de vista expresados en el blog son aquellos de su autor(es), que no tienen por qué reflejar necesariamente los puntos de vista, pensamientos u opiniones de los miembros o representantes de CEBE.

¿Quieres hacer una pregunta?

¿Tienes una pregunta que te quita el sueño y que querrías que un científico te respondiera? ¿O hay un tema del que te gustaría saber más? ¡Mándanosl@!

Categorías

CEBE responde (13 Blogs)
Crónicas científicas (12 Blogs)
Igualdad de género en ciencia (7 Blogs)
Ganadores "Tu investigación en una imagen o 1000 palabras" - 1ª Edición (7 Blogs)
Webinarios (5 Blogs)
Evento online CEBE (1 Blogs)